The future of packaging technology

24 & 25 noviembre 2021 | Pabellón 9, IFEMA, Madrid

Día Mundial de los océanos 2021- Microplásticos ¿Por qué causan tanta preocupación?

Los plásticos son el residuo más común de nuestras aguas, de él se calcula que de un 15 a un 30% se descompone por factores como el sol, el agua, los microorganismos o el viento en pequeñas fracciones de menos de 5 milímetros de largo conocidas como “microplásticos”. Lo preocupante de estos fragmentos es que son ingeridos por plancton, peces, moluscos o incluso ballenas al confundirlas con alimento.

Como consecuencia, los humanos ingerimos estas pequeñas partículas sin siquiera darnos cuenta de ello. Pero esta no es la única vía por la que llegan a nosotros los microplásticos, estos hoy en día se hallan en prácticamente todas partes, en nuestros cosméticos, exfoliantes, en las lavadoras… Por ejemplo, se sabe que el agua del grifo es una de las fuentes por las que más los ingerimos, o se han concluido estudios científicos en los que un 90% de las muestras de sal analizadas a nivel mundial contenían microplásticos.

Un dato interesante es que, aunque parece ser que por el momento no se han encontrado evidencias que ratifiquen que los microplásticos sean un riesgo para la salud ni que nos afecten directamente, sí que podemos afirmar que los fragmentos encontrados con más frecuencia provienen de los componentes principales de los envases PET de los que están hechos, por ejemplo, botellas de plástico y los envases de leche y zumo.

Bien es cierto que se reconoció el no poder determinar la procedencia de cada partícula, aunque se estudia para ratificar la hipótesis de que el grueso de estos microplásticos que acaban siendo nocivos para el medio provienen del uso de plásticos de un solo uso que luego no se reciclan.

¿De dónde proceden los microplásticos de los océanos? Fuente infografía: iberdrola.com

¿Cómo podemos combatir los microplásticos?

Reduciendo el número de plásticos de un solo uso, a los que, además, cada vez más países están interponiendo leyes para regularlos (Reino unido, Canadá, la Unión Europea…).

Pero también es muy importante destacar que el problema no reside en el material en sí mismo, sino en el hecho de no terminar correctamente su ciclo de vida para su posterior reutilización. Debemos pensar que entre 1950 y 2015 se ha multiplicado por 200 la producción de plástico, del cual sólo el 9% fue reciclado, el 12% se incineró y el resto acabó en vertederos como islas de basura dañando de forma notable el medio ambiente.

Te dejamos algunas ideas de National Geographic para reducir el consumo de plásticos en casa.

Fuente, fuente, fuente, fuente, fuente

Share this article

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba