AIMPLAS reúne a 160 profesionales en la segunda edición de su Seminario Internacional de Reciclado de Plásticos PLASREC

AIMPLAS, Instituto Tecnológico del Plástico, clausuró ayer la segunda edición de su Seminario Internacional de Reciclado de Plásticos PLASREC, en la que se han dado cita un total de 160 profesionales del sector del reciclado de plásticos. Durante dos jornadas, especialistas en la materia han debatido sobre los retos y las oportunidades que se plantean a esta industria de la mano de organizaciones sectoriales, representantes europeos y de las propias empresas, que han analizado el contexto actual para el sector y también han presentado sus innovaciones para lograr la circularidad de los materiales y productos plásticos.

Noticia Aimplas

En el primer bloque, Laure Baillargeon, de la Circular Plastics Alliance, una iniciativa de la Comisión Europea, explicó que actualmente se están produciendo cinco millones de toneladas de plásticos reciclados, la mitad del objetivo marcado para 2025, por lo que hay que seguir trabajando en un cambio sistémico dentro de la cadena de valor. A continuación, Carlos Prieto, de Plastic Energy, incidió en la complementariedad del reciclado mecánico y el reciclado químico y centró su ponencia en la aportación de la pirólisis para residuos como los de PE, PP y PS.

Óscar Hernández, de Anarpla, destacó el aumento de la capacidad de reciclado mecánico en Europa y la problemática de falta de demanda en el año 2023, la caíde de precios y la necesidad de seguir trabajando en una demanda sostenible, en nuevas aplicaciones, en el ecodiseño de los productos y en sus certificaciones. Por último, Irene Mora, de Plastics Europe, presentó la hoja de ruta de la industria de los materiales plásticos hacia la economía circular y la descarbonización, e incidió en la importancia de los materiales reciclados, de los procedentes de fuentes renovables como la biomasa o los procedentes de la captura de CO2 para alcanzar una economía circular real del sector y una industria de cero emisiones.

En el segundo bloque, Laura Fuster, de Doeet MES, mostró los puntos clave para asegurar la trazabilidad en toda la cadena de valor del reciclado a través del sistema MES y cómo va a mejorar la trazabilidad para facilitar la obtención de certificaciones. Guillem Pérez, de Aritex, explicó cómo el “internet de las cosas” puede mejorar la implementación y la medición de la eficiencia en las plantas de tratamiento, mientras que Fernando Molinuevo, de Mesbook destacó la necesidad de contemplar la digitalización de las empresas de una manera global, desde la tipología de equipamiento instaurada, hasta qué es lo que se quiere medir o qué datos se espera obtener para asegurar una buena digitalización. Por último, Marien de Lint, de Filigrade, presentó nuevas metodologías como las marcas de agua, que facilitan la identificación en residuos complejos o más complicados de realizar a través de las tecnologías actuales, ya que aportan información sobre la tipología de polímero, el origen del residuo o su composición.

En el tercer bloque, Adrián Morales, de AIMPLAS, habló de las tendencias y las nuevas tecnologías de reciclado mecánico para el tratamiento de nuevos flujos de residuos e insistió en la importancia del desarrollo y la mejora de las tecnologías actuales para fomentar el reciclado. A continuación, Andreas Habrich, de Kubota, presentó un innovador sistema para facilitar la dosificación de polímeros en equipos de transformación ya existentes, mientras que Carlos Gómez, de Break Machinery, mostró unos novedosos sistemas de filtrado capaces de mantener una presión constante en el husillo y de autolimpiarse, así como un sistema ágil de cambio de filtros capaces de reducir los tiempos de forma considerable respecto a los sistemas actuales. Por último, Isabel Arroyo, de Dow, mostró los avances en la circularidad de film plásticos y sus desarrollos en compatibilizantes para materiales PE/EVOH con el compromiso de que en 2024 todos sus productos sean diseñados para ser reciclados. La jornada concluyó con sendos workshop de los proyectos Sol-REC2 y Red Osiris en los que se presentaron sus respectivos avances.

La segunda jornada de PLASREC arrancó con una ponencia de Mireia Fernández, de AIMPLAS, que abordó las oportunidades del reciclado químico en flujos complejos como elastómeros, termoestables, textiles o multicapas y las innovaciones en materia de eficiencia energética como los procesos (solvólisis y pirólisis) inducidos por microondas, procesos sin solventes (la mecanoquímica que permitirá acercar el reciclado químico a los recicladores mecánicos), la depolimerización parcial o el reciclado enzimático. Por su parte, Sixto Arnaiz, de GAIKER presentó el proyecto PLASTIC2 MONOMER centrado en alternativas en el reciclado químico de residuos complejos de PET. A continuación, Daniel Campo, de BASF, expuso sus investigaciones en diferentes tecnologías de reciclado químico para hacer posible la valorización de colchones de poliuretano fuera de uso en forma de polioles, así como procesos de disolución para eliminar aditivos o color de los residuos que tienen aplicación en sectores como el textil o procesos de gasificación de residuos mezclados para obtener metanol y procesos de pirólisis como el chemcycling. Campo también destacó la relevancia del balance de masas en su presentación. Jorge Ávila, de Intecsa, anunció la futura puesta en marcha de tres plantas de tecnología GEN de solvólisis con microondas en España para el tratamiento del PET y otros poliésteres, mientras que Virginie Bussières, de Pyrowave, habló de los procesos de eliminación de contaminantes y sustancias heredadas como tintas, aditivos o cargas a través de procesos de electrificación con reciclado químico y reciclado físico para poder introducirlos en el mercado como materiales reciclados aptos para diferentes aplicaciones.

En el siguiente bloque, José Antonio Alarcón, de Petcore, puso sobre la mesa el reciclado del PET e identificó las barreras para su circularidad, entre las que figura la recolección y las salidas del material reciclado. Alarcón insistió en la complementariedad de los procesos de reciclado mecánico y químico y apuntó a problemáticas como la barrera funcional en el reciclado de productos para contacto alimentario o la presencia de NIAS. Desde Ateval, Salomé Beneyto y Laura Santos abordaron la problemática relacionada con los residuos del sector textil como son las multifibras, las materias primas, el problema del uso de químicos y la generación de aguas residuales, la mezcla de materiales, los acabados tras la confección y la propia importancia del uso.

Además, se recordó que mediante análisis de ciclo de vida se identifican la fabricación y el uso como las etapas de mayor impacto. Destacaron el potencial español en reciclado mecánico y la necesidad de seguir trabajando en separación, trazabilidad y otros procesos de reciclado. Por su parte, Pilar Martín-Luengo y Julio Marinas, de Consorcio del Caucho, hablaron de la necesidad de seguir trabajando ante el tsunami legislativo y de trabajar para buscar soluciones a los residuos de caucho minoritarios frente a los de neumático. Finalmente, Alejandro Navazas, de Euric, habló de los retos para el sector de los neumáticos, como la legislación aplicable y la prohibición en ocho años de la aplicación de caucho triturado en campos de futbol y deportivos que está provocando una posible exportación de estos residuos fuera de la UE.

El seminario concluyó con un bloque en el que empresas como Leistritz, Carburos Metálicos, UBE, Sabic o la Universidad de Leipzig presentaron las técnicas más avanzadas para la mejora de los procesos de reciclado. PLASREC ha contado con el apoyo como patrocinadores de Gravipes, Kubota Brabender, Raorsa, Leistritz, Break Machinery, Anarpla, Fontijne Presses, el proyecto ReMade@ARI, FIMIC, Eversia, Carburos Metálicos y Promak, así como con la colaboración de entidades como ANAIP y Consorcio del Caucho y de medios de comunicación especializados.

Share this article

Suscríbete a nuestra newsletter

300 x 250_Honeywell

Nace el ‘Basque Industrial Hub for Circularity’, ‘hub’ de innovación para descarbonizar la industria vasca

Las empresas CalcinorSidenor, SBS Process, LointekPetronor Innovación, Smurfit KappaNortegas, y el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, junto al Cluster de Energía y el centro de investigación y desarrollo tecnológico Tecnalia, se han unido para crear el primer polo empresarial y tecnológico de Euskadi orientado a la descarbonización de la industria.

Read More »
Ir arriba