The future of packaging technology

26 & 27 octubre 2022 | IFEMA, Madrid

Un café con… Sergio Barral– Director de Ciencia y Tecnología de Packaging y Procesos de Envasado en Mahou-San Miguel

Un café con… Sergio Barral– Director de Ciencia y Tecnología de Packaging y Procesos de Envasado en Mahou-San Miguel

Empack – Lo primero de todo cuéntanos qué significa ser Director de Ciencia y Tecnología de Envases y Procesos de Envasado dentro de la empresa, ¿En qué consiste tu trabajo?

Sergio – Ser Director de Ciencia y Tecnología de Envases y Procesos de Envasado es todo un reto ya que significa aunar dos visiones diferentes, por un lado garantizar la Seguridad Alimentaria y calidad óptima de nuestros productos y servicios, a la vez que implantar conceptos novedosos mediante la mejor solución técnico-científica en términos de calidad, sostenibilidad, tiempo y coste con el objetivo final de aportar valor a nuestros consumidores, clientes y distribuidores para reforzar su confianza y preferencia.

El trabajo realizado en el pasado es lo que hace que estemos hoy donde estamos y por eso, para mí, el gran reto es saber que palancas tocar hoy para mantener y asegurar la preferencia y confianza de nuestros clientes en el futuro y para ello, las claves son:

  • Disponer del equipo adecuado. No sólo que dispongan del conocimiento técnico-científico adecuado, también personas altamente motivadas y con un perfil muy disruptivo.
  • Poner siempre al cliente y consumidor en el centro de las decisiones
  • Crear una estructura y unas dinámicas que permitan ser agiles en función del cambio en el entorno sin perder de vista los objetivos a largo.

Este último punto está puesto a prueba hoy en día más que nunca. El entorno es altamente cambiante y con altísima incertidumbre, pero creo sinceramente que tenemos los cimientos para asegurar esta visión y objetivos a largo.


Empack – El nuevo Real Decreto de envases aumenta la Responsabilidad Aplicada de los Productores, incentiva la venta de productos a granel… ¿Cómo os afecta esto a vosotros como empresa? ¿Qué implicaciones crees que tendrá para la industria del packaging en su conjunto?

Sergio- En nuestro caso concreto y hablando de cerveza tenemos una posición privilegiada ya que gran parte de nuestra venta se produce en barril que es el formato más sostenible, siendo retornable y de gran tamaño. Una de nuestras prioridades y objetivos principal es el aumentar el porcentaje de venta en este formato y de los formatos retornables en general.

En el caso de nuestras marcas de agua si hay una limitación para reducir en un 20% los formatos de un solo uso e inferiores a 3L antes del 2030 y para ello tenemos identificadas varias líneas de trabajo tanto en formatos como en experiencias que no sólo permitirán conseguir el objetivo legal marcado en línea con la sostenibilidad ambiental, sino que también nos permitirá ofrecer nuevas oportunidades de negocio.

En general toda la industria tiene un gran reto encima de la mesa y la cuestión es quién será capaz de trasformar esos retos en oportunidades siendo creativos, agiles y pensando siempre en la sostenibilidad tanto ambiental como de negocio.


Empack –  Hablando de sostenibilidad, habéis empezado a implementar la estrategia “vamos 2030”. ¿En qué consiste?

Sergio- En 2021, pusimos en marcha “Vamos 2030”, nuestra estrategia de sostenibilidad para los próximos años enfocada en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible del Pacto Mundial de la ONU.

“Vamos 2030” se centra en tres ámbitos:

  • Progreso”, con foco en el trabajo colectivo para un mayor avance social y económico, asegurando mejoras en la vida de los ciudadanos e impulsando la economía.
  • Hábitat Natural”, que contribuirá a seguir protegiendo los recursos naturales y la biodiversidad con un uso responsable de las materias primas y fomentará la circularidad de su modelo de negocio.
  • Bienestar”, que promoverá un estilo de vida saludable para contribuir a la felicidad de los consumidores mediante la oferta de productos e ingredientes naturales.

De esta forma, impulsamos el mañana desde nuestra responsabilidad como líderes del sector para extender la sostenibilidad a cada vez más actores de nuestra cadena de valor, con el objetivo de lograr, a través del esfuerzo conjunto, un mundo más justo, próspero y sostenible.

 

Empack – Háblanos un poco de los proyectos en materia de ciencia y tecnología del packaging. ¿Dónde tiene puesto el foco Mahou-San Miguel y qué nos puedes decir de los planes de futuro?

Sergio- Tanto en nuestros compromisos derivados de nuestra estrategia “somos 2030” como en los planes de I+D tenemos una mirada al corto que se centra en las demandas de hoy del consumidor y las implicaciones de los cambios legales y otra mirada a largo para adelantarnos y estar preparados para las nuevas necesidades de los consumidores.

Uno de los focos principales es la sostenibilidad ambiental, con una línea especifica de trabajo de Packaging sostenible que se centra en iniciativas de reducción de materiales, uso de materiales reciclados, aumentar el porcentaje de retornable, materiales alternativos, desarrollo de materiales biodegradables, aumento de la circularidad de los envases, mejora continua de los procesos de envasado para reducir consumos y aumento de eficiencias productivas, etc.

Otras de las líneas de trabajo están centradas en el Packaging inteligente, desde iniciativas para interactuar con el consumidor permitiendo comunicar más información desde el envase y generar una nuevas experiencias o iniciativas que usando las últimas tecnologías nos permiten obtener más información de hábitos de consumo que nos habilitan para generar experiencias y productos personalizados.


Empack – Smart Packaging, Big Data, Fábricas inteligentes y más eficientes… A título personal, como profesional del sector. ¿Cuáles opinas tú que serán las claves del futuro del desarrollo de tecnología del packaging?

Sergio- Algunas de estás grandes tendencias ya están recogidas en la pregunta anterior, sobre todo lo relacionado con el Smart Packaging y el Big Data. Desde mi punto de vista va a ser clave ser capaces de llegar al consumidor de una forma mucho más directa y personalizada con el objetivo de ofrecerles una experiencia diferente, que les aporte valor y reforzando por tanto su preferencia y confianza.

Para ello la tecnología y los datos son clave, sin embargo, debemos ser muy cuidadosos en el cómo se hace esta llegada al consumidor y el uso de los datos. Vemos con mucha frecuencia como se recogen muchos datos y acumulamos los mismos, pero luego no se procesan ni se les saca el valor que tiene.

Lo importante es obtener sólo los datos necesarios y aplicar después la inteligencia artificial disponible para sacarles valor y poder entender mejor que necesita nuestro consumidor y cliente para llegar a ellos y ofrecerles un valor añadido, pero sin ser invasivos.

Share this article

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Suscríbete a nuestra newsletter

Ir arriba